Los aspectos espirituales y físicos de la salud y de la enfermedad

 

LOS ASPECTOS ESPIRITUALES Y FÍSICOS

DE LA SALUD Y DE LA ENFERMEDAD

 

  1. LOS ASPECTOS ESPIRITUALES DE LA SALUD Y DE LA ENFERMEDAD

 

  1. El hombre fue creado a la imagen y a la semejanza de Dios para expresar lo que Él es (Génesis 1.26; 2 Co. 3.3)
  2. Expresar a Dios significa comerle:

Dios mandó que el hombre y la mujer no comieran del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2.17), implicando que debían comer del árbol de la vida, que es Dios mismo (Juan 11.25; 6.51, 53; Apocalipsis 2. 7)

  1. La enfermedad, la muerte y la miseria aparecieron como consecuencias de ladesobedienciadel hombre y de la mujer, que comieron del alimento equivocado(Génesis 3.16-19); comieron del árbol del conocimiento del bien y del mal en lugar de comer del árbol de la vida, que es Dios mismo.
  2. En el plan de Dios, somos responsables por lo que Él nos ha confiado: nuestro ser: cuerpo, alma, y espíritu + toda pertenencia material (véase la parábola de los diez talentos en Mateo 25.14-30, 1 Co. 4.2)
  3. nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6.19)
  4. sufriremos consecuencias mortales por no cuidar debidamente a nuestro cuerpo (1 Corintios 3.17 “si alguno destruye el templo de Dios, Dios le destruirá a él” (=si alguien corrompe la pureza o perfección del cuerpo con algo impuro o contaminante, Dios le destruirá a él.)
  5. Las tres causas de la enfermedad según la Biblia:
  6. Por violar las leyes naturales de Dios
  • (Colosenses 1.16-17; Génesis 1.31; 1 Corintios 3.16-18; 6.13; 19- 20)
  • Ésta es la causa principal de las enfermedades.
  1. Cuando Dios creó al hombre, Él estableció leyes naturales para gobernar Su creación.
  2. La creación de Dios era perfecta y Sus leyes naturales fueron designadas para perpetuar esa perfección.
  3. Las leyes naturales son impersonales. Se aplican a TODOS, creyentes o no.
  4. La enfermedad no es natural; es el esfuerzo del cuerpo para depurarse y sanarse después de que las leyes naturales han sido violadas.
  5. Cada persona es directamente responsable por su salud. No se debe culpar a los demás. El hombre está programado para vivir 120 años (Génesis 6.3, véase el ejemplo de los longevos de Ecuador y los Hunzas.) Cada vez más científicos llegan a esta conclusión.
  6. El cuerpo puede resistir muchos abusos, pero tiene sus límites, y todo abuso redundará finalmente en problemas físicos.
  7. Por la gloria de Dios (Juan 9.1-3; 2 Corintios 12.7-9)
  8. Por no corregir un estilo equivocado de vida (1 Corintios 11. 28-32; 1 Juan 1.9)
  9. La dieta en el primer milenio de la humanidad:
  10. Todos los hombres, desde Adán hasta Noé, eran vegetarianos y frugívoros (Génesis 1.29)
  11. Después de mil años, el hombre empezó a comer carne a causa de la destrucción de toda vegetación durante el diluvio (Génesis 9.3.) En pocas generaciones de comida omnívora, la esperanza de vida bajó de 900 a 100 años (Génesis 11). El deseo de comer carne también denota rebeldía contra la alimentación adecuada que Dios nos provee, y que podemos comparar con el maná, que los hebreos despreciaron por ser pan sin valor, según ellos…. Lea Números 11.1-4, 31-34, 21.5.
  12. En el primer milenio, los hombres comían alimentos en su estado integral, natural, viviente y crudo.
  13. Los alimentos no eran procesados, empaquetados, enlatados, congelados, ni irradiados.
  14. Cultivaban estos alimentos orgánicamente.
  15. La dieta original del hombre constaba de: vegetales crudos, frutas crudas, frutos secos, semillas y granos no cocidos.
  16. ¿Debemos cumplir nuestra misión o conformarnos con la degradación actual?

 

 

  1. LOS ASPECTOS FÍSICOS DE LA SALUD Y DE LA ENFERMEDAD

 

  1. La primera elección equivocada (y las subsiguientes) del hombre han cambiado el orden de la creación, introduciendo:

-cambios climáticos

-cambios en los recursos naturales

-cambios en el mundo vegetal, animal y mineral

-cambios en el cuerpo humano (variedad de los tipos morfológicos, de los caracteres, necesidades según las condiciones del entorno, etc.).

  1. Los conceptos acerca de la enfermedad:

-En el mundo occidental de hoy: la alopatía, la homeopatía y la naturopatía (=medicina naturista.)

  1. La orientación naturista:
  2. Las 3 fases en el tratamiento naturista son:
  3. Desintoxicación(dieta)
  4. Revitalización(nutrición)
  5. Estabilización(equilibrio metabólico)

Esto corresponde a las tres fases del proceso biológico del cuerpo humano:

6 a.m-   2 p.m  Eliminación (de desechos corporales y restos alimenticios)

2 p.m- 10 p.m   Apropiación(ingestión y digestión)

10 p.m-   6 a.m  Asimilación (absorción y uso)

Estos horarios corresponden a España y Latinoamérica. Reste dos horas para el resto de Europa y América del Norte, por las diferencias en las horas de comida.

  1. Los 10 agentes terapéuticos:

* 3 mayores: ALIMENTOS, PLANTAS, EJERCICIOS.

* 7 menores: manos, baños, gases, reflejos, rayos, fluidos e ideas.

  1. La dietética, base de la desintoxicación.
  2. Importancia de las combinaciones alimenticias.
  3. Anatomía comparativa de los tubos digestivos del tipo frugívoro, carnívoro, herbívoro, granívoro, y sus aspectos morfológicos. El hombre se asemeja al tipo frugívoro (véase la página 15.)

 

 

 

CITAS BÍBLICAS

 

relacionadas con los aspectos espirituales y físicos

de la salud y de la enfermedad

 

 

*Yo (Jesús)  he venido para que ustedes tengan vida y la tengan en plenitud.” (Juan 10.10)

 

*Hagamos  al hombre a nuestra imagen y semejanza.”(Génesis 1.26)

 

*Ustedes son una carta de Cristo… escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo.”

  (2  Co. 3.3)

 

*Puedes comer todo lo que quieras de los árboles del jardín, pero no comerás del árbol de la Ciencia del bien y del mal.” (Génesis 2.17)

 

*Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá.” (Juan 11. 25)

 

*Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá para siempre… En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo del Hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes” (Juan 6.51, 53)

 

*Al vencedor le daré de comer del árbol de la vida, que está en el Paraíso de Dios” (Apocalipsis 2.7)

 

*A la mujer le dijo: Multiplicaré tus sufrimientos en los embarazos y darás a luz a tus hijos con dolor… Al hombre le dijo:… por haber comido del árbol que Yo te había prohibido comer, maldita sea la tierra por tu causa. Con fatiga sacarás de ella el alimento por todos los días de tu vida. Espinas y cardos te dará, mientras le pides las hortalizas que comes. Con el sudor de tu frente comerás tu pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste sacado.” (Génesis 3.16-19)

 

*El cuerpo es… para el Señor, y el Señor para el cuerpo.” (1 Co. 6.13)

 

*Lo que se pide a los administradores es que sean fieles.” (versión Martín Nieto)

  Leer la parábola de los talentos en Mateo 25.14-30

 

*¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que han recibido de Dios y que está en ustedes? Ya no se pertenecen a sí mismos.” (1 Corintios 6.19)

*Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él. El templo de Dios es sagrado, y ese templo son ustedes.” (1 Corintios 3.17)

 

*Al pasar, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Sus discípulos le preguntaron: “Maestro, ¿quién ha pecado para que esté ciego: él o sus padres? Jesús respondió: “esta cosa no es por haber pecado él o sus padres, sino para que unas obras de Dios se hagan en él, y en forma clarísima.” (Juan 9.1-3)

*Y precisamente para que no me pusiera orgulloso después de tan extraordinarias revelaciones, me fue clavado en la carne un aguijón, verdadero delegado de Satanás, cuyas bofetadas me guardan de todo orgullo. Tres veces rogué al Señor que lo alejara de mí, pero me dijo: “Te basta mi gracia, mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad.” (2 Corintios 12.7-9).

 

*El que come y bebe indignamente, come y bebe su propia condenación por no reconocer el cuerpo. Y por esta razón varios de ustedes están enfermos y débiles y algunos han muerto. (1 Corintios 11.28-32)

 

*Si hay que alabarse, me gloriaré de las ocasiones en las que me sentí débil.” (2 Corintios 30)

 

*Pero si confesamos nuestros pecados, Él, que es fiel y justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad.” (1 Juan 1.9)

 

*Porque en Él (Jesús) fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, el universo visible y el invisible, tronos, gobiernos, autoridades, poderes… Todo fue hecho por medio de él y para él. Él existía antes que todos, y todo se mantiene en él.” (Colosenses 1.16-17)

 

*Dios vio que todo cuanto había hecho era muy bueno; y atardeció y amaneció: fue el día sexto.” (Génesis 1.31).

 

*no permanecerá para siempre mi Espíritu en el hombre, porque no es más que carne; que su vida no pase los ciento veinte años.” (Génesis 6.3)

 

*Dijo Dios: Hoy les entrego para que se alimenten de toda clase de plantas con semillas que hay sobre la tierra, y toda clase de árboles frutales.” (Génesis 1.29)

 

*Todo lo que tiene movimiento y vida les servirá de alimento; se lo entrego lo mismo que hice con las legumbres y las hierbas.” (Génesis 9.3)

 

* Lea el capítulo 11 de Génesis y el capítulo 11 de Números (versículos 1-4, 31-34)

 

 

Oseas 4.6 “Mi pueblo muere por falta de conocimiento”

                                       …  porque se halla falto de la ciencia de la salud (versión Torres Amat.)

 

 

 

 

 

 

  • CONCLUSIÓN DE LA BIBLIA Y DE LOS NUTRICIONISTAS E INVESTIGADORES CIENTÍFICOS:

 

SOMOS LO QUE COMEMOS”

 

o mejor dicho:

 

“¡SOMOS LO QUE ASIMILAMOS!”

 

Esto se aplica a los aspectos físico, mental y espiritual del ser humano.

 

 

 

En la Biblia (Oseas 4.6), Dios advierte:

 

“¡Mi pueblo muere

por falta de conocimiento!”

…Mi pueblo muere porque se halla falto de la ciencia de la salud (versión Torres Amat.)

 

“¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que han recibido de Dios y que está en ustedes? Ya no se pertenecen a sí mismos”

(1 Corintios 6.19)

 

“Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él”

(= si alguien corrompe la pureza o perfección del cuerpo con algo impuro o contaminante, Dios lo destruirá a él”(1 Corintios 3.17)

Véase el Manual de vida, páginas 214 a 218

¡Apocalipsis ya! Parte 2

¡Apocalipsis ya!

 

(Parte 2)

 

Considere los siguientes hechos:

 

-Desde 1995 casi 80% de las variedades vegetales comestibles en Europa han desaparecido. El gobierno francés prohíbe el uso de cualquier variedad vegetal que no esté enlistada en el “Catálogo oficial de las especies.” No se pueden comercializar ni siquiera cultivar en Francia porque no son “normales” o dentro de los estándares oficiales, condenando así las semillas campesinas o propias a cada región.

 

-Varios países buscan “regular” el uso de las plantas medicinales prohibiendo centenares de ellas en forma de extractos o tinturas. ¡La mayoría de estas plantas terapéuticas ha contribuido a la salud o por lo menos a la supervivencia de nuestra humanidad durante milenios!

 

-En los últimos 50 años hemos acabado con la mitad de las especies animales que existían.

 

75% de los insectos voladores han desaparecido en los últimos 30 años (estudios desde 1989). La desaparición masiva de las abejas complica la polinización.

 

-Han desaparecido 56% de los bosques y selvas de la tierra.

 

-Entre 1973 y 2011 la concentración en espermatozoides ha bajado de 99 millones por mililitro de esperma a 47 millones.

 

-En julio del 2018 hemos consumido lo que el planeta produce en un año y cada año este tiempo se acorta.

 

-Los sociólogos afirman que esta generación es mucho más narcisista que todas las que la precedieron.

-Científicos han descubierto que la capacidad de atención del ser humano ha disminuido una tercera parte desde el año 2000.

-La concentración actual de CO2 ha llegado a ser tan elevada como hace 3 millones de años.

 

-Los científicos declaran que la vida sobre la tierra podría acabarse hacia los años 2050/2060. Podría ser antes si se produjera alguna catástrofe repentina o guerra mundial.

 

-Por primera vez en la historia de la humanidad, el ser humano tiene la capacidad de destruir la vida en la tierra.

 

-Algunas organizaciones terroristas y ciertos gobiernos buscan dotarse de la bomba nuclear para acabar con otros países (Irán declaró que quiere destruir a Israel…)

 

 

¡Apocalipsis ya! Parte 1

¡APOCALIPSIS YA!  

 

 (Parte 1)

 

UNA PROFECÍA CRUCIAL PARA NUESTRO TIEMPO

 

¡YA ESTAMOS EN EL APOCALIPSIS!

 

En Apocalipsis 18.23, el Señor muestra al apóstol Juan lo que acontecería en nuestros días, refiriéndose a Babilonia, el sistema inicuo que se opone a Dios:

 

“…Tus mercaderes se adueñan del mundo y comercian contigo. Por tus sortilegioshas seducido y envenenado a todas las naciones.”

 

En el griego original del Nuevo Testamento, la palabra sortilegioses pharmacon, de donde nos vienen las palabras fármacos y farmacia. Esa palabra pharmacon implica una sustancia que no es natural, una droga, algo antinatural que no es alimento y que está hecha con el propósito de afectar la estructura y función del cuerpo o de la mente. Es sinónimo de veneno, maleficio, embrujamiento, hechizo…  Vemos el mismo significado en los versículos siguientes: Apocalipsis 9.21 y Nehemías 3.4

 

Considere cuántos millones de personashan muerto o han padecido (y siguen sufriendo) los estragos de la química en todos los niveles de la sociedad, sobre todo desde el siglo pasado: pesticidas, emanaciones tóxicas de gases en la atmósfera (industria y vehículos) o por contacto directo (shampoos, maquillaje, cosméticos, cremas y demás productos de cuidado personal, productos de limpieza en el hogar o en los talleres.) Las medicinas de patente (sintéticas) siguen cobrando la vida de innumerables personas cada año, en el mundo entero. Ahora hay que añadir la manipulación genética (transgénica) con sus riesgos que aún no medimos totalmente, y sólo Dios sabe qué más se les ocurrirá a algunos con tal de ganar dinero, a expensas de su prójimo y al fin y al cabo de ellos mismos.

 

Considere cuánta química tenemos que ingerir únicamente en los alimentos: pesticidas, residuos de abono, fosfatos, hormonas de crecimiento y antibióticos en productos animales, genes manipulados, conservantes, espesantes, colorantes, gelificantes, residuos de contaminación ambiental, etc. Añada a eso la química en productos de cuidado personal (véase las páginas 60 a 62) y de limpieza del hogar, las medicinas de patente*, etc. A diario estamos en contacto directo o cercano con muchas de las 100 000 substancias químicas descubiertas. No se ha evaluado realmente la toxicidad de estas sustancias, que aparecen en la lista de los productos susceptibles de provocar cáncer u otras enfermedades degenerativas. Algunas personas llegan a ingerir varios gramos de química cada día. ¡Un estudio médico revela que el esqueleto del hombre moderno contiene de 500 a 1000 veces más plomo que un esqueleto humano de hace cuatro siglos atrás!

 

Tome en cuenta lo siguiente: a partir de tres químicos distintos añadidos a un alimento o en medicinas, nadie puede prever todo el daño que provocará en el organismo (ciertos aditivos tienen efectos mutágenos que afectarán a sus hijos y nietos… Y todavía algunos se asombran por la tasa creciente de cáncer y demás enfermedades degenerativas (trescientas cuarenta veces más que hace un siglo atrás…). ¿Qué nos pasa? Muchos opinan que con tanta tecnología y modernismo, todo debería estar mejor, y pasa exactamente lo contrario. El hombre juega al aprendiz brujo, intentando mejorar la obra de Dios, inventando sortilegios, es decir, química, que al fin y al cabo lo lleva a su propia perdición.

 

A diario vemos las terribles consecuencias de tantas abominaciones perpetradas en contra de la madre naturaleza y del ser humano, obras amorosas de nuestro Creador, que sólo anhela proveernos con todo lo que necesitamos. Es muy poco probable que los gobiernos tomen las decisiones adecuadas y urgentes para cuidar la salud pública, pues son demasiados los intereses económicos que generan las industrias química y farmacéutica. Corremos también el peligro de una guerra química entre naciones o de parte de grupos terroristas suicidas. La sociedad civil, es decir nosotros, somos los que debemos tomar conciencia de esta triste realidad y reaccionar pronto, por el bien de nuestra salud, la de nuestros hijos, y por la supervivencia de nuestro planeta tierra. Según los expertos de la ONU (Organización de Naciones Unidas), si los gobiernos no rectifican inmediatamente la situación catastrófica en la cual se encuentra nuestro medio ambiente, la vida desaparecerá en la tierra hacia el año 2060… De hecho, los científicos llegaron a esta conclusión: ¡estamos apenas a 2 minutos y medio del fin  de esta humanidad! Los responsables de esta contaminación masiva del planeta tierra deberían prestar atención a otra profecía, en Apocalipsis 11.18, donde el Señor declara: “…destruiré a los que destruyen la tierra.” Ya llegó el día en que uno debe cultivar sus hortalizas orgánicas y asociarse con personas que protejan el medio ambiente.

 

Parece que el hombre ha llegado a un nivel jamás alcanzado de inconsciencia masoquista. ¿Hasta cuando durará esta locura que el hombre llama progreso? ¿Cuándo el hombre se dará cuenta que en lugar de querer “mejorar” la obra de Dios, tiene que respetarla y colaborar con ella?  ¡Que Dios nos libere de la fascinación que ejerce la química industrial y farmacéutica! La química omnipresente está convirtiendo nuestro cuerpo en depósito de productos químicos ¿Queremos realmente convertirnos en un bote de basura ambulante? Cada persona tendrá que enfrentar este dilema: ¿morir dentro de las normas (oficiales) o vivir fuera de ellas? Tomemos conciencia de que nuestra vida misma, nuestra salud y nuestro bienestar dependen del respeto a las leyes naturales que nos rigen y de la armonía con nuestro cuerpo, mente y espíritu y con nuestro medio ambiente.

 

*Las medicinas de patente son muy útiles en caso de emergencia (cuando peligra la vida del paciente, cuando los dolores son insoportables o sencillamente cuando no hay otra opción). Esto representa aproximadamente un 20% de los casos. En los demás casos (80%), es preferible recurrir a las medicinas alternativas, es decir, naturales.

 

(Manual de vida, páginas 64 y 65)